Viajar en furgoneta con niños cuando hace frío

A nuestros peques les encanta viajar en familia con la furgoneta. Y a nosotros también, aunque en invierno los días son más cortos y hace frío, sobretodo en la montaña. Debemos prepararnos mejor y pensar en algunas cosas básicas para no pasar frío. De hecho hace casi un mes que no salimos, pero no por el frío sino por nuestro empeño en acabar esta web 🙂

Hace unos días buscando trucos furgoneteros encontramos un post muy interesante en el blog familiar de La Furgoteta: Combatir el frío cuando viajas en furgoneta, dónde explican lo que aquí os resumimos pero con más detalle:

  • Revisar neumáticos y llevar suficiente gasolina, comida y agua, cadenas,…
  • Estacionar la furgoneta en lugares bajos, al abrigo de otros vehículo o entre árboles.
  • Dormir juntos y si tenéis techo elevable poner una funda (interior o exterior)
  • Colocar protección en los cristales durante la noche (oscurecedores, cortinas y aislantes)
  • Poner (y programar) la calefacción estacionaria
  • Hacer una pelota con la ropa para conservarla caliente (este nos ha encantado)
  • Llevar ropa térmica y edredón y sabanas de invierno

Otra cosa a tener en cuenta es que probablemente vamos a pasar más tiempo dentro de la furgoneta. Y esta situación con niños puede ser un poco más caótica. El espacio es pequeño, necesitamos llevar bastantes cosas y esto requiere organizarse y pensar en el orden y el lugar donde lo vamos a poner todo. Es muy recomendable llevar pocas cosas, solamente las necesarias, y hacer una lista para no olvidar nada (y guarda la lista para las siguientes salidas, añadiendo aquello que hemos echado en falta).

Pero aunque nos empeñemos en llevar el mínimo, los niños necesitan llevar algunas cosas para su entretenimiento. Recuerda que si los peques están contentos, todo es más fácil, así que es importante tener recursos como:

  • Juegos de mesa (cartas y ediciones especiales de viaje que ocupan poco espacio. Nosotros solemos quitar los juegos de la caja y los llevamos en una bolsa de tela)
  • Cuentos (es interesante escoger cuentos sobre la naturaleza o viajes)
  • Lápices para colorear y papel (evitar rotuladores, ceras y otras pinturas que puedan ensuciar la furgoneta)
  • Estuche para hacer manualidades con cosas que podemos encontrar en el bosque o la playa
  • Ropa de abrigo (o un saco de dormir infantil Selkbag) y linternas para hacer excursiones nocturnas o ir a observar las estrellas (muy recomendable descargarse la aplicación Google Sky Map en el móvil o la tablet)
  • Y muchas veces (sobretodo si llueve, nieva o hace mucho viento) es un buen recurso llevar una tablet, ordenador o reproductor para ver alguna película en familia.
El frío y las pocas horas de luz harán que pasemos más tiempo dentro de la furgo.
Hay que organizarse y pensar en el orden y el lugar donde guardarlo todo.
No hay que olvidar los cuentos, juegos de mesa, lápices de colores...

Y ya para acabar algunas observaciones sobre la ropa y otro complementos para los niños:

  • Llevar ropa y calzado de sobras para que puedan jugar, ensuciarse, mojarse,…
  • Es recomendable ponerles varias capas de ropa, para poder ir poniendo o sacando en función del frío. Son mejores los tejidos sintéticos y la lana. Hay que evitar el algodón en los niños que sudan, ya que cuesta más de secar. Lo ideal sería ponerles una camiseta interior sintética, una capa de generación de calor como la lana o forro polar y un anorak para proteger del viento y el agua.
  • Los bebés necesitan llevar más capas de ropa, ya que ellos no regulan tan bien la temperatura. Un buen recurso son las pieles de oveja para poner a dormir al bebé directamente encima, ya que mantiene la temperatura corporal, favorecen el sueño y la relajación.
  • Los humanos perdemos el calor por la cabeza y las extremidades, así que agradecerán gorro, guantes y unos buenos calcetines. Los gorros de lana y tejido polar son calientes pero no paran el viento. Lo mejor es combinarlos con la capucha del anorak.
  • Deja que los niños participen en los preparativos del viaje y se preparen su mochila con sus cosas: un jersey, los guantes, el neceser, un muñeco, un cuento… Además la mochila servirá para que ellos mismos puedan guardar alguna capa de ropa cuando hagáis cualquier salida fuera de la furgoneta, ya sea una excursión o visitar un pueblo. Existen muchos modelos de mochilas infantiles para diferentes edades y actividades.
  • Para hacer excursiones con bebés o niños pequeños necesitaréis un portabebés. Para excursiones cortas una opción muy buena para llevar en la furgoneta es la mochila portabebés Boba 4G o el portabebés de viaje Boba air (que plegado ocupa muy poco espacio).
  • Y como complemento están las chaquetas y cobertores portabebés, que ofrecen una protección óptima para el frío tanto para la  madre como para el bebe. El portabebés puedes llevarlos delante o detrás, aunque se recomienda llevarlos delante cuando hace mucho frío porque el cuerpo del padre/madre ofrece más calor y una protección natural, además de resguardar la cara del bebé del viento.
  • Protégelos del sol: crema solar y gafas de sol son imprescindibles para la alta montaña en invierno. Sobretodo han de tener protección 100% contra los rayos UV.
Vestirse con varias capas de ropa.
La piel de cordero regula la temperatura corporal del bebé y favorece el sueño y la relajación.
Gorro, guantes y calcetines gruesos para no perder calor por la cabeza y las extremidades.
Promueve que los niños se preparen su mochila para llevar sus cosas.

¿Sabéis o se os ocurren más consejos para sobrevivir a un viaje con frío y niños en furgoneta? Por favor compartidlo 🙂

Share this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =