Cómo escoger la mochila para niños y niñas

Hay tres factores importantes a tener en cuenta a la hora de escoger una mochila infantil:

  1. Las medidas de la mochila
  2. La capacidad de la mochila
  3. Las características de la mochila
1) MEDIDA: La mochila nunca debe ser más larga que la espalda del niño.

Cuando nos preguntan para que edad es una mochila nos es muy difícil recomendar los diferentes modelos de mochilas para las diferentes edades de los niños, ya que las medidas de los niños varian mucho. Nuestra hija de 8 años tiene compañeros de clase más pequeños que ella y otros mucho más altos. Así que la mejor manera de acertar con la talla de la mochila es midiendo la espalda del pequeño. Te contamos cómo hacerlo: Para encontrar la longitud máxima de la espalda debes medir la distancia entre la línea del hombro (dónde las correas de la mochila se apoyan) hasta la cintura (a la altura del ombligo) y sumarle 5 cm. La mochila puesta debería quedar 5 cm por debajo del hombro y hasta 10 cm por debajo de la cintura.

2) CAPACIDAD: escoger la mochila según los días de la excursión

La capacidad de las mochilas se mide en litros, y estas son las recomendaciones de los expertos para jóvenes y adultos, y nuestra recomendación para niños (entre 4 y 12 años). Importante: la mochila nunca debe pesar más del 10-20% del peso corporal del niño, por lo tanto independientemente de los días que dure la excursión debe escogerse una mochila cuya capacidad no pueda suponer un exceso en el peso recomendado.

1 día

  • Jóvenes y adultos: 10-30 litros
  • Niños: 5-15 litros

3-5 días

  • Jóvenes y adultos: 50-60 litros
  • Niños: 30-40 litros

+5 días

  • Jóvenes y adultos: +60 litros
  • Niños: 40-50 litros
3) CARACTERÍSTICAS: comodidad y secciones

Elige una mochila cómoda y comfortable que se adapte a las necesidades del niño segun la actividad o la edad. Por ejemplo si el niño va a ir solo una o dos noches de colonias no necesita una gran mochila y quizás puedes escoger una que también le sirva para excursiones de un día (esta opción supone que el saco de dormir tendrá que ir suelto o atado a la mochila). O si el niño va a ir de acampada y va a hacer senderismo es importante que la mochila tenga ventilación y un buen cinturón en la cadera para repartir el peso de la mochila.

Algunas características a tener en cuenta

  • Correas acolchadas y ajustables
  • Correas regulables para que la mochila crezca con el niño
  • Cinturón de pecho y de cadera para ayudar a transferir parte del peso de la mochila.
  • Ventilación en la espalda
  • Accesos al interior del compartimento principal
  • Bolsillos exteriores y interiores
  • Cobertor de lluvia
  • Compatibilidad con sistema de hidratación
  • etc.
No dudes en contactar con nosotros para que te asesoremos

Puedes escribirnos un email: hello@alwayswithkids.com

Share this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =